Misionariedad

pushpin-globe-still

La vida misionaria es una vida de mucha gracia. Algunos suelen detenerse en las despedidas, hoy quiero detenerme en otro tiempo, en otro espacio, en el corazón.
Alguien una vez nos preguntó si cada vez que alguien se iba de nuestra misión eramos capaces de decir que una parte nuestra se había ido con esa persona y una parte de esa persona se había quedado con nosotros. Esta pregunta inquietó mucho mi corazón, había personas que habían partido que no habían quedado en mi corazón, y sin duda, algunas que no llevaron parte de mi alguna. ¿Es posible no llevarse nada? ¿Es posible no retener nada? ES!
Entonces comencé a abrir un poco más el corazón, y claro, abrir más el corazón es dejarlo mas vulnerable, es saber que probablemente va doler, pero va a AMAR y dejarse AMAR.
A veces creemos que hablar mucho, o exponer detalles de nuestra vida es abrir el corazón, a veces es mucho mas sencillo que eso, a veces un abrazo silencioso, una mirada en medio del caos que te dice: “todo va a salir bien”, o un “te entiendo, todo pasa”. A veces es un hombro en el momento justo, o una compañía silenciosa que te hace saber que no estás solo. Algunos precisan más palabras, y extensas charlas de desahogo, para “desabafar” todo lo que viene viviendo, otros sufren silenciosamente y unidos por la oración, una oración verdadera, somos capaces de unirnos a sus sufrimientos y así ser partes de sus vidas.
No es cuestión de favoritos, de si tenes fotos juntos en face, si hiciste un collage, no es cuestión de lo que los demás vean, es cuestión de lo que quedó en mi corazón, y de lo que quedó en el corazón del otro.
No es una cuestión de afinidad, es una cuestión de AMOR, y aunque mi amor sea muy imperfecto, prefiero fallar en los intentos que perderme la oportunidad de guardar un nuevo tesoro en mi corazón.
Cada persona que pasa por mi vida tiene un espacio a ser sembrado..
Por los que se van! Por los que están, por los que vendrán..
“Encerrarlos en mi corazón, todos a la vez. Cada uno en su sitio, porque, naturalmente, hay sitios diferentes en el corazón del hombre” San Alberto Hurtado

Tesoro-Corazon_mini300_300

Anuncios

Un comentario en “Misionariedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s